Cómo obtener un préstamo si no tienes aval ni garantías

Préstamos sin aval

No todos los prestamistas solicitan garantías para otorgar un crédito.

Muchas personas no tienen forma de garantizar su pago o prefieren no hacerlo, por eso este tipo de préstamo es tan popular.

Qué es un préstamo sin aval

Definición

Un préstamo sin aval es un tipo de crédito para el cual no es necesario presentar garantía ni garante (tercera persona que garantiza el pago, o “avalista”). Solo se necesita aportar los datos personales (nombre, documento de identidad), historial crediticio y situación laboral actual. Con estos requisitos hay que entender que el préstamo será por un monto mucho menor al de un préstamo con garantía y que las tasas de interés suelen ser más altas.

Dónde conseguir préstamos sin tener aval

Basta una simple búsqueda en Google sobre préstamos sin garantías para encontrar una gran cantidad de empresas que anuncian sus servicios financieros.

Sin embargo, es importante comparar y conocer las empresas a las cuales se va a solicitar el préstamo.

Generalmente este tipo de préstamos tienen carácter de urgencia para los solicitantes por lo que ciertos prestamistas suelen aprovecharse de la situación.

Debes tener especial cuidado con los préstamos en efectivo sin aval, pues los préstamos en efectivo son usuales de los prestamistas privados sin respaldo legal.

Requisitos para los préstamos sin aval

La documentación a presentar en este tipo de créditos suele ser reducida:

  • Tu documento de identidad

    Si el proceso es por Internet, bastará con el número de identidad o posiblemente una copia digital del documento.

  • Situación laboral actual

    Muchos prestamistas piden que presentes la última boleta de pago para evaluar tus ingresos y capacidad de pago.

Tip

El tiempo de espera para recibir respuesta a tu solicitud de préstamo puede oscilar entre algunos minutos y varias horas. Si bien no te solicitan aval ni garantías, sí harán análisis de riesgo. El éxito en tu solicitud depende del monto que estés solicitando, tu situación financiera actual y, claro, del prestamista.

 

Recomendaciones para pedir préstamos sin garantía

Debes recordar tres cosas principales sobre los préstamos sin aval:

  • No siempre te lo otorgarán

    Si bien no necesitas de una garantía como un inmueble o un vehículo, o una tercera persona como aval, tendrás que demostrar una buena situación laboral en este momento y probablemente tener una puntuación positiva en Buró de Crédito.

  • Pagarás más intereses

    Las tasas de interés pueden ser muy altas, alrededor del 25% de la Tasa Efectiva Anual (TEA). Esto se debe a que los prestamistas deben protegerse ante el mayor riesgo de impago.

  • Cuidado con lo que pagarás por mes

    Las cantidades en estos préstamos suelen ser de entre 6,000 y 120,000 pesos mexicanos. El periodo de pago de entre 1 y 5 años. Esto significa que las cuotas de pago también pueden ser muy altas dependiendo de la cantidad del préstamo.

Robin sin aval

Por último te recomendamos que compares diferentes prestamistas usando Robin. Podrás leer los requisitos para saber si piden garantías.

Sólo tienes que responder unas preguntas usando Facebook Messenger y a continuación Robin te ofrecerá varias opciones de prestamistas que buscan a personas con tu perfil.

2 comentarios
  1. Arturo Dice:

    hola buenas tardes quiero un prestamo como le ago

    Responder
    • Ask Robin Dice:

      ¡Buenas tardes Arturo! Aquí tienes las instrucciones para pedir un préstamo utilizando Robin para comparar opciones.
      Básicamente:

      1. Habla con Robin desde este enlace.
      2. Responde las preguntas para saber qué tipo de préstamo necesitas.
      3. Elije la oferta que más te agrade y continúa con la aplicación en el prestamista.

      Eso es todo. Cualquier duda estoy aquí. ¡Saludos!

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

¡Empecemos! Pregúntale a Robin!