construir-historial-crediticio

Tips para crear un buen historial crediticio y no temerle al buró de crédito

Es posible que hayas oído el dicho "para obtener un crédito, hay que tenerlo", lo que puede resultar bastante frustrante para un novato en materia financiera.

La mayoría de los logros materiales de la vida, como la compra de una casa o el alquiler de un coche, requieren un historial crediticio, pero si tu puntuación de crédito es baja (o inexistente), probablemente te resultará difícil obtener la aprobación del préstamo que necesitas.

La mayoría de las tarjetas de crédito también requieren algún tipo de historial crediticio para poder optar a ellas, y solo hay un puñado de financiaciones creadas para personas sin crédito.

Hay formas de crear un historial de crédito incluso si estás empezando. A continuación, askRobin repasa cinco cosas que deberías hacer si no tienes historial de crédito y quieres empezar a crearlo.

1.      Convertirse en usuario autorizado

Muchas familias introducen a sus miembros más jóvenes al mundo de los productos financieros a través de tarjetas de crédito compartidas. Si quieres crear un historial crediticio sin complicaciones, esta es una buena forma.

Todo lo que tienes que hacer es arreglar con el titular de la tarjeta, ya sea un familiar o amigo, para que te incluya como un usuario autorizado. De esta forma puedes aprovechar el crédito del titular de la cuenta principal y, como resultado, establecer tu propio historial de crédito. Además, los usuarios autorizados no tienen ninguna responsabilidad, por lo que es una forma de bajo riesgo de crear crédito.

Pero antes de convertirte en un usuario autorizado, asegúrate de que tu familiar o amigo tiene buen crédito y utiliza su tarjeta de crédito de forma responsable. No querrás convertirte en usuario autorizado de una cuenta que tenga deudas o un historial de retrasos en los pagos, ya que esas acciones negativas aparecerán en tu historial crediticio y contrarrestan cualquier creación de crédito que pretendas conseguir.

Tú también debes comprometerte a mantener buenos hábitos financieros. Deberás elaborar un plan claro sobre cómo devolverás las compras que realices con la tarjeta, para no arriesgarte a acumular deudas con la tarjeta de otra persona.

2.      Solicitar un préstamo garantizado

Los préstamos garantizados suelen ser otorgados con mayor facilidad a los usuarios con un mal puntaje de crédito. Por esa razón, son una buena herramienta para ir construyendo un mejor historial.

Estos productos financieros son similares a un préstamo o tarjeta de crédito no garantizado. Por ejemplo, recibirás un límite del que no podrás pasarte, y de hacerlo incurrirá en cargos. También estarás sujeto al pago de intereses y comisiones en caso de impagos. Por último, y más importante, podrás obtener recompensas.

3.      Obtén crédito por pagar puntualmente las facturas mensuales de tus servicios

Si no quieres utilizar una tarjeta de crédito para crear crédito, hay otras alternativas. Si pagas puntualmente las facturas mensuales de tus servicios públicos, de telefonía móvil y de servicios de streaming, puedes ir construyendo un buen crédito.

En algunos países los pagos de streaming que califican actualmente incluyen Netflix®, HBO™, Hulu™, Disney+™ y Starz.

Solo tienes que conectar la(s) cuenta(s) bancaria(s) que utilizas para pagar tus facturas de servicios públicos y de telefonía móvil, verificar los datos y confirmar que quieres que se añadan a tu expediente de crédito.

Cabe destacar que esta opción puede no estar disponible en tu caso debido a que la agencia que almacena tu información crediticia no admita estos pagos como prueba de una buena conducta financiera.

4.      Solicita tu primera tarjeta de crédito en tiendas

Las grandes tiendas departamentales suelen ofrecer tarjetas de crédito para que sus clientes financien las compras que harán. Estos productos financieros son fáciles de obtener, y pueden ayudarte a construir un buen historial de crédito.

Las tarjetas de crédito de las tiendas tienen tipos de interés altos y son terribles si crees que las vas a utilizar para hacer compras que no te puedes permitir. Pero también suelen tener límites de crédito más bajos que las tarjetas de crédito principales. Eso significa que las tiendas están dispuestas a aprobar a los solicitantes con un mal historial de crédito.

Si obtienes una tarjeta de crédito de una tienda, haz una pequeña compra que puedas pagar inmediatamente. Hazlo cada pocos meses. Nunca compres más de lo que puedas pagar y nunca te olvides de pagar la factura.

Mientras hagas esto, evitarás pagar intereses. Ten en cuenta que algunas tarjetas de tiendas son mejores que otras porque te ofrecen descuentos continuos, no solo el día en que te inscribes.

5.      Deja que tus créditos envejezcan

Cuanto más tiempo tengas un crédito, mejor será para tu puntuación crediticia. Los contratos financieros que dejes abiertos por más tiempo, y mantengas con cuidado, tendrán un mayor impacto sobre tu historial crediticio que cualquier otra cosa.

No solo demostrarás que eres una persona financieramente activa, sino que te conocerán como un cliente fiel.

Recuerda que cerrar tus viejas cuentas de crédito no significa que se borrarán de tu historial. Por lo general todos tus hábitos financieros se mantienen registrados por años antes de borrarse automáticamente.

Encuentra el Mejor Préstamo Personal para Comenzar a Construir tu Historial Crediticio