Crédito puente: qué es y cuándo es conveniente pedir uno

Crédito puente

Los créditos puente son un tipo de producto financiero que mezcla características de los préstamos personales con otras de los préstamos hipotecarios.

Su principal función es otorgar financiación a las personas que quieran comprar una vivienda, sin haber vendido su morada actual.

Esta financiación, también conocida como préstamo o hipoteca puente, es ideal para aquellas personas que estén en proceso de cambiar de vivienda, ya sea por motivos de traslado laboral o necesidad de mayor espacio para alojar más miembros de la familia.

Descubre a lo largo de este artículo los puntos clave de la hipoteca puente, y aprende cómo cambiar una casa por otra al banco.

¿Qué es un crédito puente?

Definición

Un crédito puente es un tipo de financiación de corto plazo que es solicitado por aquel que cambiará de vivienda, con el fin de pagar los gastos que se incurren entre el momento que se pone a la venta una propiedad y el momento que se hace efectiva la venta y además la nueva propiedad está disponible para ser habitada.

¿Cómo funcionan los préstamos puente?

Este tipo de financiación suele otorgarse a través de dos modalidades distintas que benefician a diferentes tipos de prestatarios.

Crédito puente

Esta modalidad consiste en que la empresa de crédito otorga el dinero en forma de préstamo personal con su propiedad como garantía.

El importe solicitado suele destinarse a gastos iniciales o reserva de la nueva propiedad, pagos de notariado, firmas, etc.

El monto de las cuotas suele ser bajo porque el importe prestado fue menor.

Cuando ya se ha vendido la vivienda, el préstamo personal es absorbido por la nueva hipoteca y las cuotas aumentan. Estos préstamos suelen tener plazos de entre 24 y 36 meses.

Hipoteca puente

En este tipo de financiamiento solo se hipoteca la propiedad actual, hasta el momento que se vende.

Esta modalidad sirve para casos en donde la segunda vivienda está en construcción. En el contrato se establece la promesa de compra de la nueva propiedad y el plazo para ello.

Cuando se vende el inmueble, se transferirá la hipoteca a la nueva propiedad y los pagos pueden reajustarse (generalmente subir).

Tip

Debes saber cómo comparar las condiciones de los préstamos para que elijas la modalidad que mejor se ajuste a tus necesidades.

Ventajas y Desventajas de los créditos puente

Ventajas Desventajas
Te permite obtener el mejor precio por el inmueble que vas a vender. Tienes hasta 5 años para encontrar la mejor oferta. Al ser dos hipotecas los gastos son más fuertes de manejar. Debes asegurarte de poder afrontar el pago de las cuotas.
Puedes comprar la segunda vivienda a un precio de mercado más beneficioso porque te evitas futuras subidas de precio. El mercado inmobiliario puede ser muy fluctuante, y si no consigues vender la primera vivienda a tiempo, deberás devolver el monto del importe completamente.
Seguirás en la comodidad de tu hogar hasta que sea el momento propicio para mudarte. Es menos estrés. Los requisitos suelen ser más engorrosos porque este tipo de préstamos presenta más riesgos para la empresa de crédito que para el cliente.

¿Cómo se puede pagar un préstamo puente?

Las cuotas que se pagan durante el plazo otorgado por la entidad de crédito (2-5 años) se pueden cancelar de la siguiente forma:

  • Cuota normal

    Te permite amortizar en un solo monto a pagar la cuota del capital más los intereses mensuales.

  • Cuota sin capital

    Si no puedes manejar al instante el coste del capital del préstamo puente, siempre puedes optar por pagar en principio solo los intereses.

  • Cuota especial

    Se paga una cuota especial reducida del valor de la vivienda a vender, y se siguen pagando los intereses de forma mensual.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

¡Empecemos! Pregúntale a Robin!