¿Cómo ahorrar más dinero para pagar mis deudas?

Pagar tus deudas es algo que puedes hacer tú mismo con las herramientas y la motivación adecuadas. Sabemos que ahora, en estos tiempos convulsos que vivimos, el balance de deuda de muchas personas se ha incrementado, llegando a niveles que nunca antes habían visto.

Encuentra tu mejor préstamo

Muchos factores han sido responsables de esta realidad; entre ellos la falta de una fuente de ingresos estables, los malos hábitos financieros, y los estragos que han dejado el confinamiento reciente, y las crisis económicas de hace unos años.  Muchas personas prefieren enfocarse en vivir el día a día, ignorando su creciente deuda, hasta que ya es muy tarde para afrontarla.

Consejos que te ayudarán a ahorrar más para pagar tus deudas

Trucos infalibles para ahorrar más dinero y pagar deudas

En askRobin no queremos que seas una víctima de tus deudas. Por esa razón hemos realizado este artículo que contiene consejos que atacan dos de las principales preocupaciones financieras de las personas: poder ahorrar y salir de deudas. Presta atención a cada uno de los 5 tips, y aplica los que mejor se ajustan a tu realidad actual.

1. Planifica un presupuesto

Los expertos en finanzas personales de todo el mundo insisten en la importancia de la elaboración de un presupuesto. Este es un componente fundamental para entender tu economía, conseguir ahorrar dinero y pagar tus deudas.

Elabora un presupuesto para saber a qué destinas cada céntimo de tus ingresos; desde el alquiler hasta las facturas, los comestibles, el ocio y, etc. La creación de un presupuesto es la mitad de la batalla, ya que hay que ceñirse a él todos los meses para asegurarse de no gastar más de la cuenta. Si el presupuesto es realista, es fácil acostumbrarse a vivir con él, y se podrán notar rápido los cambios.

2. Busca entretenimiento gratuito y divertido

Es posible que tu vida antes de la situación actual incluyera ir a conciertos, comprar entradas para el cine y planificar actividades para citas que dieran lugar a costosas salidas nocturnas. Ahora que estás dando prioridad al pago de una deuda, es esencial que pienses de forma diferente cuando busques una actividad de ocio.

Lejos de lo que puedas pensar, ahorrar más dinero para pagar tus deudas no significa que debas renunciar a los placeres de la vida; solo debes saber dónde buscar alternativas que no afecten tu bolsillo. Convierte tu mundo en tu patio de recreo con excursiones al aire libre, explorando nuevos barrios de tu ciudad y aprovechando recursos gratuitos como las bibliotecas para tomar prestadas películas, libros y revistas. Establece un presupuesto para el entretenimiento y sé creativo: verás que hay muchas cosas que hacer que no requieren vaciar la cartera.

3. Reduce tus planes mensuales y suscripciones

Cuando estés controlando los gastos, un buen lugar para examinar son tus suscripciones y membresías. ¿Tiene una membresía de gimnasio que no vale la pena la factura de 60 dólares cada mes o usa Amazon Prime con tan poca frecuencia que puedes pedir prestado el de tu hermana cuando necesitas hacer una compra?

Ahorra en tus gastos fijos reduciendo tus facturas fijas. Podrías recortar una cantidad significativa de dinero cada mes en tus facturas mensuales cortando el cable y limitándote a Netflix, adquiriendo un paquete para tu factura de Internet y teléfono, y renunciando a la velocidad más rápida o a los minutos extra en tus paquetes mensuales. Otra opción es llamar a tus proveedores para preguntar por cualquier promoción que puedas aprovechar.

4. Guarda las tarjetas de crédito y haz una dieta de efectivo

Mientras te preparas para estar libre de deudas, deja de gastar con plástico y guarda las tarjetas de crédito. Este paso te impedirá aumentar el saldo de la deuda y deshacer el progreso que hayas conseguido.

En lugar de comprar con la tarjeta de crédito, haz una dieta de dinero en efectivo: coloca el dinero en efectivo en sobres separados según la cantidad que hayas presupuestado para cada categoría de gasto, como el entretenimiento, los alimentos y las facturas.

Cuando vayas al supermercado, por ejemplo, llevarás dinero en efectivo de ese sobre. El dinero sale en la transacción y se sustituye por un recibo en el sobre designado para contabilizar tus compras. Una vez que el dinero del sobre se agota para la semana o el mes, no hay vuelta atrás. Sin embargo, puedes utilizar el dinero sobrante en otros sobres si queda algo disponible.

5. Cocina en casa

Si eres culpable de derrochar en cenas en restaurantes, pedir comida a domicilio y comprar el almuerzo durante la semana, es probable que una parte considerable de tus ingresos se destine a las comidas.

Poco a poco, deja de comer fuera y empieza a cocinar en casa: descubrirás que una pizza congelada comprada en el supermercado es tan sabrosa como pedirla a domicilio y cuesta una quinta parte del precio. Renunciar a un café todas las mañanas te ayudará a ahorrar mucho a la semana o al mes.

Puedes comprar los alimentos de una semana por el mismo precio que el de una sola cena fuera de casa. Reducir tu presupuesto para comidas significa que podrás destinar muchos más ingresos a tu deuda. Existen muchas recetas económicas que pueden ayudarte a ahorrar incluso en la compra del súper.

Encuentra los mejores préstamos pagar pagar deudas

Share